Impuesto de transmisiones patrimoniales

Impuesto de transmisiones patrimoniales

El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales grava la compraventa de viviendas, coches, o ampliaciones de capital. Este impuesto es dictado por la Comunidad Autónoma de la jurisdicción que corresponda, de manera que los contribuyentes se verán más o menos afectados por el pago de este tributo. En este artículo, te mencionamos algunos aspectos importantes que debes conocer sobre el impuesto de transmisiones patrimoniales.

Impuesto de transmisiones patrimoniales

¿Qué es el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos?

El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos es un tributo que se genera por un hecho imponible. En otras palabras, implica que existe una actuación sobre la cual se estipula la obligación de pagar un porcentaje al Estado, según lo contemplado en la ley.

En relación a este tributo, los supuestos de hecho son, como su nombre lo indica, las transmisiones patrimoniales.  Este tipo de impuesto no es de periodicidad anual ni trimestral, sino que es atemporal, y se devenga en el momento en que se efectúa el hecho imponible predispuesto del cual se deriva la obligación del pago respectiva. En otros términos, busca gravar el incremento patrimonial de un ciudadano.

Regulación del Impuesto de transmisiones patrimoniales

El Real Decreto Legislativo 1/1993, del 24 de septiembre, publicado en el Boletín Oficial del Estado de fecha 20 de octubre y ampliado por el Real Decreto 828/1995, es el instrumento que regula al impuesto de transmisiones patrimoniales.

Plazo de presentación del tributo

El plazo para presentar la autoliquidación, junto al documento o declaración sustitutiva de este, es de un mes a partir de la fecha del acto de transmisión o contrato.

Sin embargo, en los casos de afianzamientos de dominio en el nudo propietario derivados del fallecimiento del beneficiario, el plazo es de seis meses desde el momento del fallecimiento, o desde la firme declaración de este.

Si luego de la aplicación de un beneficio fiscal se pierde el derecho a su aplicación por incumplimiento a los requisitos estipulados, se debe presentar la autoliquidación respectiva dentro de un plazo no superior a un mes, contado a partir de la fecha del incumplimiento.

¿Qué son los hechos imponibles?

Los hechos imponibles dan lugar al origen de la obligación de pagar este impuesto. Entre los hechos imponibles que se pueden reconocer, están los siguientes:

  • Transmisiones onerosas de cualquier tipo de bienes muebles o inmuebles contemplados en el patrimonio de un individuo, ya sea persona física o jurídica. Como condición, la transmisión de propiedad debe realizarse entre personas vivas.
  • Las transmisiones onerosas de los derechos contemplados en el patrimonio de una persona. También en este caso debe cumplirse la transmisión inter vivos.
  • Constitución de pensiones, rentas, fianzas, préstamos y derechos reales.

Cabe destacar que, los casos de transmisiones derivadas de sucesiones están exentos del pago de este impuesto, pues estos quedan sujetos al impuesto de donaciones.

Impuesto de transmisiones patrimoniales

¿Quién debe pagar el impuesto de transmisiones patrimoniales?

La obligación sobre el pago del tributo de transmisiones patrimoniales, se basa en los supuestos que se mencionan a continuación:

  • Persona beneficiaria de cualquier tipo de transmisión de bienes muebles, bienes inmuebles o derechos. En la compraventa de una vivienda, por ejemplo, el comprador tiene la obligación de pagar el tributo.
  • Ante la constitución de derechos reales, la persona que tiene la obligación de pagar el impuesto es quien pase a ser el propietario del derecho real.
  • En cuanto a préstamos, el prestatario es quien tiene la obligación de pagar el tributo.
  • En caso de fianzas, el acreedor afianzado tiene la obligación de pagarlo.
  • Respecto a las situaciones de arrendamiento, la obligación del impuesto es del arrendatario.

Por su parte, cuando se trata de pensiones, la persona con obligación de pagar el impuesto es el pensionista.

Base imponible del impuesto de transmisiones patrimoniales

La base imponible, se refiere a la cantidad que será sometida a gravamen. En el caso del impuesto de transmisiones patrimoniales, la cuantía que la conformará corresponde al valor real del bien en cuestión, o del derecho que sea constituido o cedido a otra persona.

Al valor mencionado se le deben hacer las reducciones que correspondan en concordancia a lo establecido. De esa manera, al obtener la cuota tributaria, el impuesto a pagar en el Ayuntamiento corresponderá a un porcentaje de esta. Asimismo, el porcentaje que se aplica depende del territorio en donde competa su aplicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

43 + = 51