Saltar al contenido

Despido discriminatorio: cómo actuar y proteger tus derechos

¿Te han despedido recientemente sin una causa justificada y sientes que ha sido por motivos discriminatorios? ¿Notas un trato desigual en tu trabajo debido a tu edad, género, raza, religión u orientación sexual? ¿Estás enfrentando un ambiente laboral hostil por tus convicciones políticas? Si te encuentras en alguna de estas situaciones, esta guía es para ti. Aquí te proporcionaremos toda la información que necesitas para identificar un despido discriminatorio y te ayudaremos a entender cómo actuar para proteger tus derechos. Queremos que te sientas apoyado y seguro en cada paso del camino.

¿Qué es un despido discriminatorio?

Un despido discriminatorio se produce cuando un empleador finaliza la relación laboral infringiendo los derechos fundamentales del trabajador. Estas violaciones pueden estar encubiertas como despidos disciplinarios, pero en realidad son una forma de discriminación prohibida por el artículo 14 de la Constitución Española.

 

Causas de despido discriminatorio

Las causas más comunes de despido discriminatorio incluyen:

    • Raza o origen étnico
    • Sexo o género
    • Edad
    • Religión o convicciones
    • Discapacidad
    • Orientación sexual
    • Opiniones políticas

 

Identificación y pruebas de un despido discriminatorio

Para identificar un despido discriminatorio, es crucial recopilar todas las pruebas posibles que indiquen que la terminación del contrato responde a un motivo discriminatorio. Entre estas pruebas se incluyen correos electrónicos, testimonios de compañeros de trabajo, y cualquier otra evidencia que demuestre un patrón de comportamiento discriminatorio por parte del empleador.

 

Inversión de la carga de la prueba

En casos de despido discriminatorio, la carga de la prueba se invierte. Esto significa que el trabajador sólo necesita presentar indicios razonables de discriminación, y será el empleador quien deberá demostrar que el despido no fue discriminatorio.

 

Consecuencias del despido discriminatorio

Declaración de nulidad del despido

Cuando un despido se declara discriminatorio, se considera nulo según el artículo 55.5 del Estatuto de los Trabajadores. Las consecuencias incluyen:

    • Readmisión del trabajador en su puesto de trabajo.
    • Abono de los salarios de tramitación, es decir, los salarios que el trabajador dejó de percibir desde la fecha del despido hasta la readmisión.
    • Indemnización adicional por los daños y perjuicios sufridos debido a la vulneración de sus derechos fundamentales.

 

Daños morales

Según la jurisprudencia del Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional, la violación de derechos fundamentales conlleva implícitamente un daño moral al trabajador, por lo que no es necesario probar este daño para recibir la indemnización correspondiente.

 

Cómo actuar frente a un despido discriminatorio

Recopilación de pruebas

El primer paso es recopilar todas las pruebas posibles que indiquen que el despido fue motivado por razones discriminatorias. Esto incluye documentación, correos electrónicos, mensajes, y testimonios de compañeros de trabajo.

 

Asesoramiento legal

Buscar asesoramiento legal es crucial. En Ancla Abogados, nuestros especialistas en derecho laboral te guiarán a través del proceso y te ayudarán a defender tus derechos de manera efectiva.

 

Procedimiento legal

El trabajador tiene un plazo de 20 días desde la fecha del despido para impugnarlo ante la jurisdicción social. El procedimiento comienza con un acto de conciliación para intentar llegar a un acuerdo entre el trabajador y el empleador. Si no se alcanza un acuerdo, se procede a un juicio donde se determinará si el despido es procedente o improcedente.

 

Indemnización y readmisión

Si el despido se declara improcedente, el empleador deberá optar entre readmitir al trabajador o pagar una indemnización equivalente a 33 días de salario por año de servicio, con un límite de 24 mensualidades.

 

¡Haz valer tus derechos y actúa contra la discriminación!

Enfrentarse a un despido discriminatorio puede ser una experiencia angustiante y confusa. Es fundamental entender que la ley está de tu lado, protegiéndote contra cualquier forma de discriminación y represalia en el lugar de trabajo. No se puede despedir a un empleado por su raza, género, edad, orientación sexual, religión o discapacidad. Además, es ilegal despedir a alguien por presentar quejas sobre discriminación, acoso, condiciones de seguridad en el trabajo, o por denunciar irregularidades y violaciones de la ley dentro de la empresa.

Si crees que has sido despedido debido a la discriminación, te animamos a presentar una reclamación y buscar asesoramiento legal. En Ancla Abogados, estamos comprometidos a defender tus derechos laborales. Con más de 30 años de experiencia en derecho laboral en A Coruña, te ofrecemos el apoyo y la representación necesarios para garantizar que se haga justicia. No dudes en contactarnos para recibir una asesoría experta y personalizada en tu caso.

Recuerda, la clave para actuar contra un despido discriminatorio es estar informado, buscar pruebas, y contar con el respaldo de profesionales legales que te guíen en el proceso. Proteger tus derechos no solo es posible, sino que es tu derecho fundamental.

 

Aclaramos todas tus dudas

¿Qué tipo de pruebas son válidas para demostrar un despido discriminatorio?

Las pruebas válidas pueden incluir correos electrónicos, mensajes de texto, testimonios de compañeros de trabajo, documentos internos de la empresa y cualquier otro registro que demuestre un patrón de comportamiento discriminatorio.

 

¿Qué pasa si no tengo pruebas suficientes de discriminación?

Como ya hemos comentado, en casos de discriminación, la carga de la prueba se invierte. Solo necesitas presentar indicios razonables de discriminación y luego el empleador debe demostrar que el despido no fue por motivos discriminatorios.

 

¿Qué diferencia hay entre un despido improcedente y un despido nulo?

Un despido improcedente no tiene causa justificada pero no necesariamente implica discriminación. En cambio, un despido nulo implica una violación de derechos fundamentales, como la discriminación, y obliga a la empresa a readmitir al trabajador y pagar los salarios dejados de percibir.

 

¿Qué debo hacer si mi empleador ofrece una indemnización a cambio de no presentar una reclamación?

Es recomendable consultar con un abogado antes de aceptar cualquier oferta de indemnización. Un abogado puede ayudarte a determinar si la oferta es justa y si estás renunciando a otros derechos importantes.

 

¿Qué derechos tengo si soy readmitido tras un despido nulo?

Si eres readmitido, tienes derecho a recuperar tu puesto de trabajo en las mismas condiciones que antes del despido, y a recibir el pago de los salarios dejados de percibir desde la fecha del despido hasta la readmisión.

 

¿Cómo puedo probar que mi despido fue una represalia por denunciar irregularidades?

Debes recopilar pruebas que muestren la conexión entre tus denuncias y el despido, como comunicaciones entre tú y la empresa, testimonios de compañeros y cualquier documentación que apoye tu caso.

 

¿Qué puedo hacer si el acto de conciliación no resuelve mi reclamación?

Si no se alcanza un acuerdo en el acto de conciliación, puedes proceder a demandar a la empresa y llevar el caso a juicio, donde un juez decidirá sobre la legalidad del despido.

 

Contacta con Ancla Abogados

Si crees que has sido víctima de un despido discriminatorio, Ancla Abogados en A Coruña está aquí para ayudarte. Con más de 30 años de experiencia en derecho laboral, nuestros expertos te proporcionarán el asesoramiento y la representación legal que necesitas para proteger tus derechos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Tiene una consulta?
Artículos relacionados
Últimos artículos