Imprudencia punible

imprudencia-punible-3

El término de imprudencia punible

Corresponde a una infracción o una negligencia que haya sido ocasionada por el incumplimiento de un deber. En otras palabras, se trata de la acción de cometer un error que pudo haber sido evitado, el cual ocasiona un daño o perjuicio a un tercero. En este apartado te explicamos todo sobre qué es la imprudencia punible.

¿Qué es la imprudencia punible?

Para entender lo que significa a nivel legal el concepto de imprudencia punible es importante, en primer lugar, conocer que la imprudencia es clasificada como el grado de culpabilidad contrapuesto a la dolosa o una forma de culpa.

Por otro lado, se debe saber que un delito resulta punible cuando es penado por ley. En este sentido, la imprudencia punible tiene que ver con la culpabilidad sobre un hecho que genera un daño como consecuencia de la falta de cuidado. Así, dicho daño es protegido por el marco legal.

Características de la imprudencia punible

Según el artículo 12 de Código Penal de España “las acciones u omisiones imprudentes solo se castigarán cunado expresamente lo disponga la ley”. Entendido así, la imprudencia tendrá pena si posee las siguientes características:

  • Se trate de una conducta humana que conlleve acción u omisión dolosa (carente de mala intención)
  • Que la conducta conlleve la infracción de un deber ciudadano. Es decir, que pudieren haberse previsto las consecuencias del hecho, pero que por descuido no haya sido previsto por la persona y se haya permitido su ejecución
  • Que la acción haya ocasionado un daño a terceros sobre un bien jurídico protegido por el marco legal

Además, para determinar la imprudencia punible es necesario que exista una relación de causa entre el daño ocasionado y la acción u omisión efectuada por la persona culpable de lo sucedido.

Tipos de imprudencia

A diferencia del antiguo instrumento legal en España, que contemplaba tres tipos de imprudencia, el actual Código Penal distingue dos clases de imprudencia: la imprudencia grave y la imprudencia leve.

Imprudencia grave

Este tipo de imprudencia es la que definía como temeraria el Código Penal de 1973. Se refiere a la infracción de normas caracterizada por la gran incidencia causada, es decir, carece de las más fundamentales normas de cuidado y prudencia.

Imprudencia leve

La imprudencia leve es aquella que se define como una infracción de normas de menor impacto que la grave. Este tipo de imprudencia era contemplada en el anterior Código Penal como imprudencia simple.

Los delitos por imprudencia leve o menos grave son el delito de homicidio por imprudencia menos grave, contemplado en el artículo 142.2 del Código Penal y el delito de lesiones por imprudencia menos grave determinado en el artículo 152.2 del mismo instrumento legal.

Circunstancias para clasificar los tipos de imprudencia

El Tribunal Supremo ha establecido un conjunto de circunstancias que deberá atender al momento de clasificar los tipos de imprudencia. Entre estas se distinguen las siguientes circunstancias:

  • Dependiendo de la mayor o menor falta de diligencias que ocasionó la acción u omisión responsable del daño serán determinadas las circunstancias de cada caso.
  • El nivel de previsibilidad del evento incide en el resultado

Además, la mayor o menor gravedad de la infracción también es determinante en la imprudencia punible.

Diferencias entre los tipos de imprudencia

Entre la imprudencia grave y la leve existe la marcada diferencia relacionada a la gravedad de la infracción, a la previsión de las consecuencias y a la importancia de la acción.

En tal sentido, resulta importante aclarar que la gravedad de la imprudencia no se cuantifica por la gravedad de la consecuencia lasciva sino por la de la infracción.

¿Qué tipo de imprudencia es penada por ley?

El Código Penal vigente en España contempla la pena correspondiente al tipo de imprudencia grave. En este sentido, la imprudencia punible es una imprudencia caracterizada como grave, puesto que es un delito penado.

En tal sentido, los delitos que se consideran como imprudencia punible son los siguientes:

  • Aborto
  • Homicidio
  • Lesiones
  • Sustitución de niños
  • Manipulación genética

Asimismo, son imprudencias punibles las acciones de blanqueo contra el ambiente, incendios, delitos que perjudiquen la salud pública, los cometidos contra los trabajadores, los daños imprudentes en archivos, museos o patrimonios históricos, la deslealtad profesional, entre otras.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 8 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Cuánto es? 37 − = 31