La emergencia sanitaria derivada del COVID-19 y las respuestas legislativas para hacer frente a la misma provocan en muchas ocasiones gran incertidumbre e inseguridad jurídica. Por ello, y contestando a las consulta de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, la Dirección General de Trabajo, en fecha 7 de abril de 2020, procedió a aclarar las dudas más frecuentes de los empresarios tras un ERTE.

Dudas más frecuentes de los empresarios tras un ERTE

¿Qué ocurre con la interrupción del cómputo de la duración máxima de los contratos temporales?  

  •  El artículo 5 del RD 9/2020 se limita a los contratos temporales suspendidos como consecuencia de la aplicación de un ERTE por causa de fuerza mayor o económica, técnica, organizativa o productiva de los artículos 22 y 23 del Real Decreto-ley 8/2020.
  • Lo anterior descarta tanto a los contratos que sean objeto de reducción, como a los contratos que no estuviesen incluidos en el ERTE, los cuales seguirán desplegando sus efectos con total normalidad. Además, también se descarta a aquellos casos en que se adoptasen medidas de teletrabajo.
  • La interrupción del cómputo tiene que ver con la duración del contrato de manera que la misma se interrumpe durante el periodo de suspensión y se restablece una vez que dicha suspensión acaba.
  • Si durante el periodo de suspensión o tras la reanudación de la actividad y durante el periodo prorrogado o ampliado concurriese alguna causa que ponga fin al contrato de manera válida y objetiva, se entenderá plenamente eficaz la extinción de este. Este podría ser el caso de un contrato de interinidad por sustitución o un contrato de relevo por cumplimiento de la edad de jubilación.

 ¿Qué se entiende por “mantenimiento del empleo” durante los seis meses posteriores a la reanudación de la actividad?

  •  La obligación de mantener el empleo durante el plazo de seis meses se limita a las beneficiarias de la exoneración o reducción de las cotizaciones previstas en el artículo 24 del Real Decreto-ley 8/2020 por haberse acogido a los ERTEs por causa de fuerza mayor del artículo 22 del citado cuerpo legal.
  • La reserva de empleo se limita a los trabajadores afectados por la suspensión o reducción de jornada.
  • En caso de incumplimiento deberán reintegrarse las aportaciones empresariales y de recaudación conjunta dejadas de ingresar.
  • El compromiso de mantenimiento del empleo deberá cumplirse y verificarse teniendo en cuenta las características de la empresa correspondiente, atendiendo en especial a la estacionalidad o variabilidad del empleo u otras especificidades del sector. Además, el compromiso no se entenderá incumplido cuando el contrato de trabajo se extinga por despido disciplinario declarado como procedente, dimisión, jubilación o incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez de la persona trabajadora, o por expiración del tiempo convenido o la realización de la obra o servicio, en el caso de los contratos temporales.
  • El plazo de los 6 meses se computa desde que finalicen las medidas de reducción de jornada o suspensión de contratos que traen causa en el COVID – 19.

Dudas más frecuentes de los empresarios tras un ERTE

Ante cualquier conflicto laboral, no dude actuar y acuda a nuestro equipo de abogados en A Coruña, te ofreceremos con mucho gusto nuestros servicios de asesoramiento jurídico, eficaz y seguro.

En Ancla Abogados Coruña ofrecemos soluciones que se ajustan a sus necesidades particulares. Te garantizamos un trato personalizado para cualquier consulta, por parte de un abogado laboralista.

Nuestro departamento de Derecho Laboral cuenta con abogados especialistas en materia jurídico laboral y un gran equipo de expertos en derecho laboral.

Puedes ponerte en contacto con nuestro despacho de abogados de A Coruña a través del correo electrónico info@anclabogados.com o llamando al teléfono 981 27 86 33.

[Total: 7   Promedio: 5/5]
COMPARTE ESTA PUBLICACIÓN
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

También puede interesarte...