Las estafas en Internet empezaron a tener eco en el mundo de las redes gracias a la popularización de la tecnología y el modo en que esta se hizo cercana a cualquier persona. Hace algunas décadas, las estafas online eran realmente contadas. Un hacker debía tener mucha preparación. Una de las estafas por Internet más común y que más impacto tiene en las redes es el phishing.

Pero el universo de Internet ha permitido que el conocimiento y los trucos para vulnerar la seguridad online sean algo muy fácil de llevar a cabo. Por lo mismo, con el paso de los años, a los gobiernos les ha correspondido adaptar su respectivo Código Penal para poder judicializar estos casos.

Y en este artículo no solo podrás conocer a fondo en qué consiste el phishing, sino también todas las normativas legales que existen para llevar a cabo un proceso judicial contra los que cometen este crimen informático.

¿Qué es el phishing?

La palabra phishing, hace referencia a fishing del inglés, en español se traduce a pescar. El phishing, como delito informático, ocurre cuando alguien puede robar los datos de una persona haciendo uso de una página web que sirve de simulacro de una página real.

Comúnmente esta estafa ocurre con las entidades bancarias. A la víctima le llega un correo electrónico donde se le informa que urgentemente necesita modificar sus datos o su contraseña. El estafador utiliza un enlace web que lo remite a una página idéntica a la de su banco.

De manera que el usuario valida los datos y en ese justo instante, el delincuente tiene acceso a la cuenta, ya sea para realizar transferencias a otras cuentas o porque desee observar las tarjetas de crédito, entre otros. Pero este delito no se enfoca solo en el universo de las entidades bancarias.

Existen otros escenarios. El simple hecho de que alguien robe los datos de una persona para ingresar a su correo electrónico, ya entra dentro de la categoría de estafa de internet, bajo el uso de phishing. Ya que se trata de un asalto de los datos personales e ingreso a la privacidad de la víctima.

¿Cómo se sanciona el phishing en España?

El phishing al ser considerado una estafa, requiere de la intervención del Artículo 249 del Código Penal. Este artículo se puede relacionar entonces el impacto que tiene este delito informático frente a la persona que ha sido estafada.

De manera que el Artículo 249 es el que a menudo utilizan los abogados para determinar el tiempo de prisión que debería afrontar dicho estafador online. Esto es lo que puede leerse textualmente en dicho artículo:

“El importe de lo defraudado, el quebranto económico causado al perjudicado, las relaciones entre éste y el defraudador, los medios empleados por éste y cuantas otras circunstancias sirvan para valorar la gravedad de la infracción”. 

Con el paso de los años, este artículo fue modificado, agregando otras medidas, tal como lo supuso en su momento la Ley Orgánica 1/2015 de 30 de marzo. En este caso se tiene un enfoque que tiene que ver el valor económico robado por parte del estafador.

Se estipula entonces que si en dicho delito el valor usurpado por parte del delincuente:

“Si la cuantía de lo defraudado no excediere de 400 euros, se impondrá la pena de multa de uno a tres meses”.

¿Qué propone el Artículo 250 del Código Penal?

Mientras tanto, el Artículo 250 del Código Penal se hace cargo de intensificar sobre el concepto de estafas a través de un total de 8 numerales. Por ejemplo, el que mayor afinidad tiene con lo que supone el phishing es el numeral 6, donde se especifica que se sanciona al victimario teniendo en cuenta la circunstancia.

“Que haya habido abuso de las relaciones personales existentes entre víctima y defraudador, o aproveche éste su credibilidad empresarial o profesional: se trata de una especialidad de la agravante genérica de obrar con abuso de confianza prevista en el artículo 22.6 del Código Penal”.

A un estafador online se le aplica entonces este numeral porque se está aprovechando de la credulidad del estafado, quien cree que está obrando de manera inteligente a favor de su protección de datos.

De acuerdo al Artículo 250, el tiempo que afrontará una persona que cometa este tipo de infracción puede ir de 1 a 6 años, más el pago de una multa de 6 a 12 meses.

Asesoría con expertos en estafas por Internet

En Ancla Abogados contamos con un equipo de abogados especialistas en Derecho Penal, con más de 25 años de experiencia en el sector, asesorando tanto a empresas como a trabajadores. En nuestro departamento de Derecho Penal le ofreceremos un trato personalizado, estudiando su caso y buscando las soluciones que mejor se adapten al mismo.

[Total:0    Promedio:0/5]